Distribución eléctrica

En estos momentos se encuentra en tramitación por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la propuesta de Real Decreto por el que se regula el procedimiento y los criterios generales de acceso y conexión a las redes de transporte y distribución eléctricas.

El marco regulatorio actual, amén de ser incompleto, es muy disperso y necesita de una actualización y refundición y este futuro Reglamento y la regulación que lleve a cabo la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) en las áreas de su competencia, será una oportunidad única para impulsar una regulación que se base en la simplificación administrativa, agilización de trámites, sostenibilidad y eficiencia económica del sistema. Esta regulación representará uno de los pilares para el sector de la distribución, completando el desarrollo de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, siendo de especial relevancia en la gestión del autoconsumo y energías renovables, pues regula, entre otras cuestiones, el procedimiento de acceso y conexión de dichas instalaciones a la red eléctrica.

La propuesta de Real Decreto, en términos generales y a salvo de mejoras que podrían introducirse en determinados aspectos y plazos (por ej.: la adaptación de páginas web en el escaso plazo de una semana desde su entrada en vigor), podría tener una favorable acogida. No obstante, consideramos que el desarrollo que la CNMC lleve a cabo, a través de una futura Circular, debe regular determinados aspectos relativos a las relaciones entre distribuidoras, que consideramos fundamentales para las distribuidoras asociadas de APYDE, sus clientes y la ciudadanía, y por los que queremos mostrar nuestra preocupación desde este momento:

  • Que se regulen de forma adecuada los criterios en los que un permiso de acceso y conexión pueda afectar al gestor de red aguas arriba, de forma que solo sea necesario contar con informe de viabilidad de este cuando el gestor de la red de distribución para la que se solicita el acceso no tenga capacidad para asumir la energía a evacuar en su red.
  • Deben articularse soluciones para que las empresas distribuidoras de menos de 100.000 clientes no vean perjudicados su crecimiento de demanda por el hecho de que el distribuidor aguas arriba no acometa las inversiones necesarias en su red y esgrima tal inexistencia como motivo de denegación del permiso de acceso y conexión realizado por la distribuidora aguas abajo.

La regulación que la CNMC lleve a cabo en el ámbito de sus competencias será clave para garantizar la independencia de las redes de las distribuidoras de menos de 100.000 clientes de las distribuidoras aguas arriba y evitar situaciones discriminatorias y limitaciones o cargas innecesarias en la tramitación de solicitudes de acceso y conexión a sus redes.

Desde APYDE mantenemos un firme compromiso de colaboración con las diferentes Administraciones y sujetos del sistema eléctrico para lograr un marco legal adecuado que regule de manera justa y equitativa la capacidad de acceso como una clara apuesta por el fomento del autoconsumo y la implantación de energía renovables; y todo ello con base a criterios de calidad, transparencia, eficiencia, seguridad, igualdad de trato y no discriminación, eficiencia energética y sostenibilidad del sistema y donde el pequeño distribuidor tenga un papel clave en la gestión y desarrollo de sus redes.

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *