bombilla-halogeno

Tras la publicación de la reciente normativa aprobada por el Consejo de Ministros y por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), parecen disiparse las dudas sobre la aplicación del nuevo régimen tarifario de peajes y cargos a partir del próximo 1 de junio.

Recordemos que los peajes y cargos se destinan a cubrir costes diferenciados del sistema eléctrico:

  • Con los peajes el consumidor eléctrico cubre los costes del uso de las redes de transporte y distribución de la energía eléctrica.
  • Los cargos están destinados a pagar otras partidas de costes que no cubiertas por otros ingresos.

Así, en primer lugar, el pasado 18 de marzo se publicaba en el BOE el Real Decreto 148/2021, de 9 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los cargos del sistema eléctrico. Con el fin de adoptar un sistema coherente, la metodología aprobada en este reglamento ha asumido la misma estructura tarifaria por niveles de tensión que ya fijaba la CNMC en la Circular 3/2020, de 15 de enero, por la que establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad.

En segundo lugar, también ha sido objeto de publicación la Resolución de 18 de marzo de 2021, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, por la que se establecen los valores de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de electricidad de aplicación a partir del 1 de junio de 2021.

En consecuencia, para acabar de dar forma al nuevo sistema, solamente queda pendiente de aprobación la Orden Ministerial que establezca el precio de los cargos y la Resolución que establezca el nuevo modelo de factura de electricidad.

Nueva estructura tarifaria

Los nuevos peajes y cargos constan de una parte fija, determinada en función de la potencia contratada, y de una parte variable, en función de la energía consumida.

La nueva regulación supondrá un gran cambio, especialmente para los consumidores conectados en baja tensión con potencia contratada inferior a 15 kW (la mayoría de los usuarios domésticos y pymes), ya que:

Se establece una única tarifa, la 2.0TD, que tendrá tres periodos de consumo:

  • Punta, correspondiente a las horas más caras (de 10h a 14h y de 18h a 22h).
  • Llano, equivalente a las horas con precio medio (de 8h a 10h, de 14h a 18h y de 22h a 00h).
  • Valle, que son las horas de precio reducido (de 00h a 8h, fines de semana y festivos nacionales).

Se establecen dos términos de potencia. Esto quiere decir que el consumidor podrá contratar una potencia para el periodo valle y otra para el resto de los periodos (la potencia mayor deberá ser la del periodo valle). Esto beneficiará a los usuarios de vehículo eléctrico, que podrán contratar una potencia mayor para recargarlo en horario nocturno y fines de semana.

Para facilitar la adaptación de los consumidores al nuevo sistema, durante los doce meses siguientes al 1 de junio de 2021, se permitirá a estos modificar dos veces las potencias contratadas, a pesar de no haber transcurrido doce meses desde la última modificación. Esta adaptación no tendrá coste, sin perjuicio de que se deban abonar los derechos de acometida, en caso de que la nueva potencia contratada supere la máxima de las potencias contratadas por el consumidor en el momento del cambio.

Ahorro y eficiencia

La combinación de los nuevos peajes y cargos conlleva que la nueva factura eléctrica tenga un mayor componente variable, a fin de promover el ahorro y la eficiencia energética mediante el traslado de consumos a periodos de menor uso de las infraestructuras. Además, se promueve el despliegue de infraestructuras de recarga rápida de vehículos eléctricos al estar prevista una tarifa especial para este tipo de instalaciones.

Lecturas recomendadas

Puedes obtener más información sobre este asunto en los siguientes enlaces:

0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *